lunes, mayo 21, 2007

La Señora de la Limpieza

Primero, mil gracias Señora María!!!!

La verdad es que había descuidado un poco la apariencia (limpieza) de mi apartamento. Varios motivos. Primero, nunca he sido un man super que ordenado. Segundo, ni me va ni me viene, si hay un poco de desorden en mi dormitorio. Tercero, entre semana despues de camellar llego super que cansado para ponerme a arreglar, limpiar, barrer, trapear,...etc. Lo único que quiero hacer es ver un poco de televisión o talvez coger mi guitarra y tratar de sacar alguna cancion de Eric Clapton. Cuarto, el fin de semana me dedico a las cosas que me gusta hacer: salir, la infalible guitarra, compartir con los panas, etc, etc. Y quinto, cómo vivo solo no tengo nadie que me reclame ni me este jodiendo si las cosas no estan en su sitio!!! Entonces, la pregunta del millon: A que hora se limpia!!!!

Por allí me recomendaron a la Señora María, una señora Ecuatoriana que se dedica a realizar limpiezas los fines de semana. La señora María es de Gualaceo. Me puse a recordar las clases de geografía que recibi en la primaria para acordarme donde queda Gualaceo. Ahh le dije, eso es por Loja!!! Pues no, resulta que es por Cuenca. Luego de entablar una buena conversacion con la Señora María, que me preguntó si yo estaba en este país legalmente, al cual le respondí que gracias a Dios tuve la suerte de entrar legalemente y con todos mis papeles en regla. Me dí cuenta que ella no tuvo la misma suerte que yo.

Me comentó que de Lunes a Viernes se dedica a cuidar a una bebe recien nacida, los Sábados hace limpieza y los Domingos le dedica el día a Dios para darle gracias por todo. Me comentó que tiene tres hijas a las cuales no ve por 7 años. El tiempo que tiene en la tierra del Uncle Sam. Que la hija mayor tiene una rara enfermedad a los huesos y que los Doctores no le dan mucha esperanza a que se recupere. La verdad que la vida de la Señora Maria es un poco triste. No me puedo imaginar el dolor de tener a un hijo enfermo y que los Doctores no le den ninguna esperanza de recuperación. A pesar de todo esto, la Señora Maria tenia una sonrisa en los labios, aunque estoy seguro que su dolor es enorme. Casi todo lo que gana lo manda al Ecuador para que sus tres hijas tengan como sustentarse y para las medicinas de la hija enferma.

Le pido a Dios, que la hija de la Senora María pueda recuperarse y que ojala las nuevas leyes migratorias hagan algo para los millones de personas que estan en la misma situacion que la Señora María.

Cabe decir que despues de casi cuatro horas de estar batallando con una escoba, un trapeador, cloro, detergente y otros liquidos misteriosos mi apartamento quedo brillante!!! Al preguntarle cuanto le debía por los servicios requeridos, la Senora María simplemente me constesto: lo que su voluntad le diga. Se me hizo un nudo en la garganta. Que humildad!! Traté unos cuantos minutos de convencerla para que ponga una tarifa a sus servicios. Mi esfuerzo fué en vano. Al final, no solamente renumere a la Senora María con lo que mi voluntad me decía, sino tambien con lo que mí corazón me decía.

1 comentario:

@lejandra dijo...

creo que hay gente como la señora maría que nos hacen abrir los ojos, observar lo que pasa a nuestro alrededor (viste que tengo razón cuando digo que es bueno conocer gente nueva??) de agradecer cuando las cosas nos resultan y cuando no es así, hacer los cambios (y no tener miedo a estos) para que las cosas sucedan

bsos desde mi esquina

@